Las diferencias prácticas entre el  monopatín eléctrico, patinete eléctrico y hoverboard

Monopatín eléctrico, hoverboard, patín scooter, patinete eléctrico, longboard eléctrico.

Todos ellos tiene en común que han aparecido en el mercado a la vez y abriendo un mundo de posibilidades para el desplazamiento rutinario.

 

Nos permiten ahorrar un buen dinero en combustible, impuestos, revisiones, mantenimientos, licencias especiales y matriculación. Además, son tan cómodos que los puedes guardar dentro de un armario cuando llegas a tu destino. Nada de aparcarlo en la calle, a riesgo de daños o multas de tráfico.

En este artículo trato de dar a entender lo práctico de cada uno de ellos, para que no vayas a comprarte el que no es tan útil para ti. Si estás obsesionado con un VEP (vehículo eléctrico personal), este artículo, te ayudará a distinguir cuál se adapta mejor a tí.

Para poder dejar, lo más clara posible esta comparativa, vamos a definir a qué me refiero con los términos seguridad, versatilidad, velocidad y diversión.

Seguridad: Que tan susceptible de accidentarse es uno de estos dispositivos.

Versatilidad: A qué tareas, usos y terreno se adapta bien el patinete eléctrico, monopatín y hoverboard.

Velocidad: En qué rangos de velocidad se mueve cada uno de ellos.

Diversión: Cómo de divertidos pueden llegar a ser.

Precio: Cómo de costosos son, en relación al precio del mercado de este tipo de vehículos.

Monopatines eléctricos y longboards eléctricos

 

Seguridad: 5,5     Versatilidad: 6,5    Velocidad: 9   Diversión: 8,5  Precio: 8

 

Al comprar un monopatín eléctrico, muchos pensamos en el último video del youtuber de turno. Nos emociona ver como usuarios más o menos diestros hacen virguerías y se lo pasan en grande, mientras se vanaglorian de su nuevo medio de transporte.

Y no es para menos, pero hay ideas que debemos tener muy presentes:

Los skates y los longboards eléctricos no son iguales. En este artículo nombro las diferencias.

El skate o monopatín eléctrico es más pequeño, ligero y corto. Pero sobre todo permite cerrar el ángulo de giro muchísimo más que el longboard.

Al tener kicktail o cola, podemos levantar el patín y girar con mucha más facilidad.

Son dispositivos realmente rápidos donde alcanzan hasta los 50 Km/h (los más pepis).

Son divertidos, ya que moverte encima de una tabla por la ciudad cual snowboard en la nieve a diario,  es súper entretenido.

Pero no todo son cosas guays. Al usar ruedas de plástico PU (ruedas macizas de una goma durable, resistente y estable), también están muy limitados en tipos de terreno y desniveles.

Es cierto que hay monopatines todo terreno, como algunos modelos de Evolve Skateboards, donde puedes incluso cambiar las ruedas para adaptarte al tipo de terreno.

Pero para esta comparativa no los vamos a tener en cuenta ya que se trataría de comprar accesorios incrementando mucho los costes. O adquirir un dispositivo que ya no es tan cómodo, por su peso y tamaño.

Si hablamos en términos de seguridad, el monopatín eléctrico deja mucho que desear. Y por desgracia no se puede hacer demasiado en ese sentido. La misma naturaleza del monopatín es ir así de sueltos y libres. Y es así, tanto para tener buenas sensaciones como para tener que asumir el riesgo de seguridad que eso implica.

Se trata de ser responsables con nosotros mismos y adquirir los accesorios en seguridad que creamos necesitar.

El tema del precio varía muchísimo. Casi es incoherente que pueda oscilar entre 150€ y 4000€ pero así es. Incluso dentro de las gamas razonables e interesantes, puedes gastar entre 300€ y 1500€.

Esto es debido a la gran cantidad de starups y empresas ya dentro del mercado que ofrecen modelos con todo tipo de capacidades de motrices, baterías y tipos de materiales de diferente calidad.

Patinete  eléctrico

El patinete eléctrico es tan diferente como seguro.

Al comprar un patinete eléctrico solemos tener en cuenta elementos como si es o no un patinete eléctrico con asiento. Si es un patinete eléctrico para adulto. O un patinete eléctrico para niños.

Ya hemos comentado en este blog que el mejor patinete eléctrico no existe. Y que depende enteramente de las necesidades y usos al cual lo queramos orientar.

 

Seguridad: 8,5    Versatilidad: 8    Velocidad: 7,5   Diversión: 6,5   Precio: 7

 

Si hablamos de seguridad, un patín scooter, patinete eléctrico con asiento o sin asiento, es la característica/beneficio más interesante que le podemos encontrar.

Es cómodo y nos sentimos más seguros, ya que el control desde un manillar y sobre una plataforma nos genera cierto confort y mucha estabilidad.

Cabe decir, que la sensación de seguridad también es mayor sentados que en pie. Esto es por el motivo obvio, nuestro centro de gravedad está más cerca del suelo.

Es realmente versátil. Las ruedas pueden ser de gomas macizas (más blandas que las del monopatín eléctrico), o hinchables con una pequeña cámara de aire. Esto, sumado al tamaño que tienen, permite al usuario moverse en terrenos mucho más caprichosos e inestables, además de superar peldaños con relativa facilidad y seguridad.

La velocidad también un detalle interesante, ya que poco tienen que envidiar a los skates y monopatines eléctricos. No son tan rápidos, pero si elegimos bien el modelo que nos satisfaga, estaremos más que contentos con la velocidad que nos ofrece.

A nivel de diversión, es muy personal. Desde una mirada objetiva, el patinete o scooter eléctrico, no es tan estético ni visual como un monopatín eléctrico. Y siendo sinceros, las sensaciones son mucho menos emocionantes.

No digo que sean aburrido, pero con el tiempo, donde el patinete eléctrico se hace rutinario y de uso “vulgar”, el skate eléctrico siempre es chulo y emocionante.

En cuanto al precio, estamos hablando de un dispositivo que cada vez tiene más posibilidades. Cada vez hay más modelos, las prestaciones y eficiencia mejoran y por consiguiente los precios abaratan. Sin embargo en comparativa, los dejaré un poco peor que los skates eléctricos. De momento, tienen menos mercado y si quieres garantizarte un modelo, con prestaciones mínimas recomendadas, siempre será más caro.

Hoverboard

Este ya es el dispositivo “chic y abstracto” dentro de la gama de nuevos deslizadores. Éste, además de funcionar con rotores y batería también incluye sensores de peso y oscilación. El dispositivo “chuli futurista” que todos los niños quieren. Hoverboards para niños…. Y para adultos, claro.

 

Seguridad: 6     Versatilidad: 6     Velocidad: 6    Diversión: 8,5     Precio: 8

 

En materia de seguridad, el hoverboard, no deja de ser inseguro. No tiene estabilidad. Depende íntegramente de nuestro balanceo y nuestra capacidad de dominar la oscilación de nuestro cuerpo sobre el dispositivo.

A pesar de ser el más lento. Una mala caída puede ser mortal de necesidad. De ahí, que sea el tipo de scooter eléctrico que más reclama el uso de accesorios para la seguridad del usuario.

A nivel de versatilidad también deja mucho que desear. Y el motivo sencillo. No es ágil para hacer desplazamiento de más de 2 Km. Esta limitado por su velocidad y por su capacidad para superar obstáculos.  Aunque de ruedas grandes, éstas, no son para moverte mejor por distintas superficies, sino para facilitar la inclinación y giro del dispositivo.

La velocidad, como ya hemos dicho, es realmente limitada. Esto es debido a la posición que tienes que adoptar para conducir el hoverboard. Si superara los 12 Km/h, se convertiría sin duda ,en un medio realmente peligroso ante un simple bordillo.

La parte de diversión es sin duda la mejor del hoverboard. Este es realmente el uso para el que se diseñado, espacios reducidos; vecindarios, casas con amplios patios, parque con carriles lisos y desplazamientos que no superen los 2 Km.

Si se limita a esto, toda la diversión del hoverboard se convierte en realidad. Disfrutar de su giros sobre el mismo eje, inercias de balanceo, jugar a basket con colegas, perseguir al gato etc…

A nivel de precio gusta mucho que haya tanta variedad. Siempre controlando y verificando bien qué compramos y que se adapta mejor a lo que buscamos. Pasa lo mismo que con los patinetes eléctricos. Al tener cada día más opciones, los precios se ajuntan y abaratan.

 

Hasta aquí. No he querido hacer este artículo más largo, para no decir nada que no fuera re especial interés en el artículo. Si te ha gustado, valóralo positivo con las estrellitas y ¡compártelo en redes!

Ah, y para cualquier duda, aquí tienes los comentarios. 😉

Fuente del GIF: Video de EnertionBoards en youtube.

Valora este artículo
Share This